Gabriela Clivio: “Cuando llegué a Chile me sentía excluida… sufrí mucho”

La encargada del área de Impuestos y Transferencias en el comando del candidato de Chile Vamos, una de las tres cabezas del grupo económico, cuenta su compleja historia como migrante, madre soltera y economista en un rubro de hombres.
Por Lenka Carvallo.
‘He vivido más en Chile que en Uruguay, pero tengo un acento tan marcado que parece que hubiese llegado recién’, comenta risueña la economista Gabriela Clivio, quien encabeza el grupo económico del candidato Sebastián Sichel junto a Guillermo Le Fort, Patricio Rojas, y Esteban Jadresic, líder del equipo.

‘Me vine a los 24 años a hacer un magíster en Economía en la Universidad Católica. ¡No conocía a nadie! Sufrí mucho en esa época. Tuve una amiga en la universidad que era de Rancagua y vivía con su abuela. Estudiábamos juntas en su casa y ellas se convirtieron en mi familia adoptiva. Fueron súper importantes’, cuenta esta mujer quien debió abrirse paso haciendo frente a una serie de prejuicios como migrante, mujer, sin una red de contactos ni grandes recursos económicos.

‘En Uruguay me crié con mi abuela hasta los 4 años. Era muy apegada a ella. Tenía 90 años cuando me vine a estudiar a Chile. Cada vez que iba a verla me daba pena romperle el corazón al decirle que me quedaría para siempre acá. Murió a los 96. Su último día fue un regalo porque estuvo lúcida y cantamos, conversamos y luego de eso falleció’.

Hace una pausa y agrega: ‘Ese año también murió mi mamá después de pelearle al cáncer y tres meses después nació mi hija. Ella fue una luz de esperanza que me permitió sacar fuerzas’.

—Entiendo que fue madre soltera. Tiene que haber sido muy complejo criar a su hija sola.

—Sobre todo porque antes no existía la flexibilidad que hay ahora. Me desesperaba el poco tiempo que pasaba con ella debido a las largas jornadas laborales. O dejarla tan chica cuando se terminó el posnatal, a los 3 meses. Hoy tiene 14 años y me llena de orgullo. Se llama Lena.

Con fama de matea, Gabriela Clivio terminó la carrera de economía en Uruguay a los 22 años y a los 26 ya tenía título de magíster en la PUC, lo que le permitió ser contratada en una AFP en el área de la inversión internacional. ‘Estamos hablando de 1996. Yo era un bicho raro; todos mis compañeros eran hombres… ¡Nadie me hablaba! (ríe). Una vez fui a un seminario y de regalo nos dieron a todos una pelota de fútbol, ¡qué hacía yo con eso! Así de invisible era la presencia de las mujeres en el mundo financiero’.

-“Una vez fui a un seminario y de regalo nos dieron a todos una pelota de fútbol, ¡qué hacía yo con eso! Así de invisible era la presencia de las mujeres en el mundo financiero”.
—Hoy, en cambio, a nivel internacional las grandes instituciones están siendo comandadas por mujeres: Christine Lagarde en el Banco Central Europeo; Kristalina Gueorguieva, directora general del FMI y Janet Yellen, secretaria del Tesoro en EEUU…

—Las mujeres cada vez tenemos más espacio y estamos aportando nuestra visión desde un ángulo diferente, que complementa la visión masculina. Ellos suelen querer todo rápido, actúan pensando en el corto plazo, mientras que nosotras tendemos a ser más cautas y más calmadas al momento de tomar una decisión, lo que nos permite proyectarnos. Esto ha sido fundamental. Las empresas hoy requieren de una visión global, no solo enfocada en la rentabilidad inmediata, sino que en el mediano y largo plazo.

Observa:

—Otra contribución que ha sido clave es la flexibilidad laboral, algo que para nosotras siempre fue determinante y que veníamos empujando desde hace muchísimo tiempo por nuestros hijos. Hoy (con la pandemia) las empresas que han sido más flexibles son las que mejor han logrado adaptarse a la crisis.

‘La Constitución se ha visto como una instancia de reconciliación’

El currículo de esta economista es extenso. Fue gerente general de AGF, economista en Naciones Unidas y asesora del gobierno uruguayo. Hoy hace clases en la Universidad de Chile, en la Universidad Católica y en la USACH. También es directora de Business Valuations y Modelling en Mazars, firma internacional especializada en servicios de auditoría, contabilidad y asesoría tributaria.

—Después de tanto tiempo en Chile, ¿cuál es su mirada del proceso histórico que estamos viviendo?

—Me duele en el alma ver divisiones… Mi hija nació acá. Lamentablemente estas divisiones son el resultado de asuntos no resueltos, como la desigualdad… Aunque no me sorprende: cuando llegué pude darme cuenta que había dos mundos que no se tocaban. En Uruguay, por ejemplo, había una sola universidad a la que íbamos todos, las clases eran enormes y estabas obligada a hacerse amigos nuevos. Pero cuando llegué a Chile, en mi clase todos habían estudiado en los mismos colegios o pertenecían a las mismas familias. Me excluían. Sufrí mucho por eso, porque me dejaban siempre afuera.

Y sobre la nueva Constitución señala:

—Siempre le digo a mis alumnos que no va a resolver nuestros problemas inmediatos, que no mejorará las pensiones, que para eso lo que se requieren son reformas… Pero si todo el mundo se siente identificado con ella nos permitirá seguir dialogando e ir reconciliándonos como país. Hace poco estuve en una conferencia virtual con Canadá y para ellos era espectacular esto que está sucediendo. La Constitución se ha visto como una instancia de reconciliación.

‘De inmediato me sentí identificada con Sichel’

A cargo del área de Impuestos y Transferencias del comando, Clivio recién conoció a Sebastián Sichel cuando lo vio en una conferencia por zoom el julio del año pasado. ‘De inmediato me sentí identificada con él. Mandé un mail y a los tres o cuatro meses me contactó Esteban Jadresic (coordinador del programa del candidato y hoy jefe el equipo económico). Tuvimos una entrevista por zoom y así empecé. Trabajamos un montón en el verano confeccionando el programa económico. Nuestra forma de funcionar es a través de anillos: primero hay uno muy grande, con economistas y técnicos de distintas especialidades; luego otro que se encarga de profundizar los temas y armar las minutas que luego se debatan en el grupo extendido, del cual participo. Y un grupo más pequeño es para las vocerías’.

—Imagino que después de las primarias se habrán integrado economistas de los otros comandos, ¿o no?.

—Hay mucha gente que quiere colaborar. Ahora entraron Tomás Flores (Lavín), Macarena García (Lavín), Germán Vera (Desbordes), Rafael Bergoeing (Briones)… Ya tuvimos una primera reunión.

-“Ojalá que en diciembre ya no se necesite (el FE). Creo en la gradualidad pero sin desconectarse de las necesidades”.
—¿Entonces habrá cambios en la propuesta económica o no se le moverá una hoja?

—La columna vertebral se mantendrá. Se basa en la recuperación económica, el emprendimiento y el empleo. El objetivo primordial es resolver la desigualdad.

—Todos los candidatos proponen lo mismo. ¿De qué manera concreta pretenden lograrlo?

—El mecanismo clave será vía transferencia directa, como el IFE universal; devolver el IVA por la compra de alimentos y medicamentos a las familias más vulnerables; una pensión básica universal y aportes solidarios. Son algunos de los puntos fundamentales del programa.

—No parece barato…

—Calculamos entre el 2,5 y el 3% del PIB, es decir, unos 7.500 millones de dólares anuales.

—¿Y cómo pretenden financiarlo?

—Estimular el crecimiento, vía emisión de deuda, fondos soberanos y reducir la evasión.

—El programa anunciado por el Presidente esta semana, que extiende el Ingreso Familiar de Emergencia hasta noviembre más el llamado ‘IFE laboral’, anda en torno a esa cifra… ¿Se la podrán las arcas fiscales? Esto podría afectar al gobierno que asuma el 2022.

—No estoy de acuerdo. Este país ha sido súper cauto en materia fiscal, lo cual ha permitido tener ciertas holguras, aunque es verdad que se están acabando… Pero hay que seguir apoyando a las familias. Hoy existe un 10% de desempleo. En ese sentido, me parece que el IFE laboral, con el bono de 50% para los hombres y 60% para las mujeres es una muy buena medida pro empleo. Busca apoyar a la reactivación. Pero también es difícil que cuando la mayoría de los niños no han vuelto a las clases presenciales, el que las mamás puedan volver a trabajar…

—Sichel ha insistido que el IFE debiera continuar hasta diciembre pero el presidente anunció que será hasta noviembre. Parece que hay un gallito…

—Para nada. Lo más sensato es ir comprometiendo ayudas en la medida que sean imprescindibles. Ojalá que en diciembre ya no se necesite. Creo en la gradualidad pero sin desconectarse de las necesidades.

—Llama la atención que entre las medidas del programa económico no haya mencionado una reforma tributaria. Se trata de uno de los fuertes del programa de Gabriel Boric…

—Nuestra propuesta es llegar a 3 puntos del PIB al cabo de 10 años…

—No es mucho, hoy estamos en el 2, la carga más baja de Latinoamérica…

—Con una diferencia: en los países donde hay mayor impuesto el Estado se hace cargo de las pensiones, lo que explica ese 2 o 3% adicional. Pero si lo sacamos, las diferencias se acortan mucho. Además, el eje de nuestro programa está en reducir la desigualdad y eso no necesariamente se resuelve aumentando la carga tributaria. La mejor forma es por transferencias directas.

—Leí en una entrevista que no ve problema en alcanzar una deuda del 50% del PIB, lo que puede sonar escandaloso.

—Hicimos un ejercicio de sostenibilidad y depende de las cifras de crecimiento que logremos, pero de conseguirlo, me parece que ese porcentaje es sostenible.

—Tampoco ha mencionado el royalty minero. Boric en cambio anunció una revisión a fondo y además proponen un impuesto a la riqueza. Da la impresión de que el programa de Sichel no toca ni con el pétalo de una rosa a los empresarios…

—El gran aporte de nuestra campaña no es seguir dividiendo… Los impuestos no son un fin sino un medio.

Y sobre el royalty, señala:

—No recuerdo si está en el programa o se dijo en una entrevista, pero es súper importante no quedarnos abajo de participar en temas como el litio y la electromovilidad. Y por supuesto estamos de acuerdo en que hay que atraer inversión extranjera, hacer asociaciones público-privadas y compensar al Estado por la extracción de los recursos… Son temas que estamos mirando, viendo las experiencias que ha habido en otros países.

Publicado en La Segunda, 13 de agosto.

Comparte este articulo en redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Step 1 of 4 - Envía tu propuesta

Súmate al diálogo

Te invitamos a dejarnos tus ideas y propuestas para un Chile mejor.

Haz tu aporte

En 4 pasos:

Voluntarios con Sichel

¿De qué forma quieres colaborar?*
Consentimiento*
This field is for validation purposes and should be left unchanged.

Nunca compartiremos estos datos con terceras personas.

Apoderados de mesa

Nunca compartiremos estos datos con terceras personas.