5 rasgos de Santa Cruz: El hombre de “todas las decisiones” en el comando de Sichel

Los contactos, estilos, triunfos y derrotas de quien hace más de diez años ‘apadrinó’ al actual candidato presidencial de Chile Vamos.

Por René González R.
Estuvo en la DC, en Ciudadanos, ahora en el movimiento Convergencia Liberal y ha formado parte de distintos grupos políticos, donde —a veces con éxitos y otras con fracasos— aglutina apoyos de empresarios y profesionales, a quienes, coinciden diez fuentes consultadas para este artículo (cinco hablaron en ‘on’), suele convencer con ayuda de optimismo, bromas y, antes de la pandemia, ‘buenas pizzas’ en su casa de barrio El Mañío, logrando captar apoyo humano, técnico y financiero para sus iniciativas. El ‘descubridor’ de Sebastián Sichel y actual coordinador de su campaña, Juan José Santa Cruz —hermano del expresidente de la CPC Andrés Santa Cruz—, tiene dos vetas públicas marcadas: una como empresario, donde es socio de Conosur, del diario electrónico El Dínamo y dueño, junto a sus hermanos, de un campo en la VII Región, entre otros emprendimientos; y otra como político, tributaria de su fallecido padre Andrés, democratacristiano del histórico grupos de ‘los cardenales’ (Renán Fuentealba, Mariano Ruiz Esquide, José de Gregorio) y quien fue amigo de Patricio Aylwin, también ‘cardenal’. Santa Cruz fue tesorero de la DC en tiempos del ‘colorín’ Adolfo Zaldívar, quien presidió el partido entre 2002 y 2006, pero que después de 2010 se despidió de la tienda, pues sus ideas más cercanas a la centroderecha se fueron quedando sin espacio. ‘Yo era cercano a él (Zaldívar), pero no era colorín. Siempre me sentí más identificado con el aylwinismo, con Mariana Aylwin, Ignacio Walker, René Cortázar, Jorge Burgos, etcétera’, dice hoy. Con ellos se sigue juntando, así como con otros exDC, quienes sin él formarían Progresismo con Progreso. Pero aparte de Mariana Aylwin (PP) —quien está en su círculo de confianza— su núcleo político a partir de la década de 2010 cambió y sigue cambiando después. Su travesía, dicen en su grupo, se explica por rasgos que pueden ayudar a entender a quien hoy es el más estrecho colaborador del candidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Sichel, quien partió como el más joven de Fuerza Pública, el movimiento que luego mutó a Ciudadanos y que tuvo como líder a Andrés Velasco. Entre esos rasgos de Santa Cruz, destacan:

1 Resiliencia

‘En la medida que te pasa una tragedia, te conviertes en militante. Así que la causa de la Teletón la siento ahora una causa personal’, dijo Santa Cruz el 10 de febrero de 2017 a revista Paula, menos de un año después de que a una hija le detectaran cáncer y de que otra quedara parapléjica. Pero no dejaba de sonreír, apuntó su entrevistadora.’Es natural que tenga un carácter fuerte, es la edad de tener carácter, te lo da el curriculum. Pero nunca lo he visto furioso ni perder el control, aunque sí en diálogos muy fuertes con Andrés Velasco’, dice Evans, recordando cuando Santa Cruz lo mandó a la punta del cerro en 2018 y Ciudadanos se quebró. ‘Esta es la última vez que te saludo, mentiroso y desleal’, le dijo Santa Cruz a Velasco ese año, según reprodujo entonces El Mercurio. Y el exministro de Hacienda de Bachelet respondió después: ‘Le creí a un puñado de señores que decían ser modernos y liberales y resultaron ser todo lo contrario: conservadores y prejuiciosos’. ‘Decidimos apoyar a Piñera frente a Guillier y ahí Velasco rompió y se rompió la amistad con todo. Y eso que cuando tuvo problemas en el caso Penta, quienes fueron a buscarlo al aeropuerto y dieron la cara fueron Juan José y Sebastián. Pero eso nos unió más y como Juan José ya hablaba de Sichel, ahí surgió el apoyo del grupo a él’, relata el empresario Jorge Errázuriz. Después de la pelea, por el apoyo a Piñera, Santa Cruz postuló a la presidencia de Ciudadanos, la ganó, pero renunció a la tienda, mientras Velasco acusaba fraude electoral. Con ese quiebre a cuestas, Santa Cruz se repondría y terminaría en la aventura política que tiene a Sichel como uno de los cabeza de serie, apoyado por el grupo de amigos de esos años compuesto por Sichel, Santa Cruz, Errázuriz, Patricio Arrau, Patricio Artiagoitía, Ricardo Escobar, Sylvia Eyzaguirre, Eugenio Evans y Alejandro Jadresic, además de amigos o cercanos de otras vertientes del centro, como Mariana Aylwin, Clemente Pérez y Álvaro Clarke, entre otros. Sobre Velasco, Santa Cruz hoy dice que ‘no es prioridad’ recuperar la relación.

2 Optimismo

‘Juan José coordinaba los Zoom para encontrarnos con profesionales para que conocieran a Sebastián, participaron jóvenes dispuestos a ayudar. Fue un excelente motor. $100 luquitas, $150 luquitas (por cabeza)’, recuerda su amigo, el constitucionalista UC Eugenio Evans.Sichel también viene de la DC y con Santa Cruz se conocieron alrededor de 2005.Este último recuerda que rápidamente y a través de diversas reuniones, fueron generando confianza. Una colaboradora común tiene un matiz: asevera que la relación se estrechó alrededor de 2010, cuando Santa Cruz buscaba un director ejecutivo para Giro País, iniciativa donde también convocó al empresario Álvaro Clarke. ‘Lo conozco de la época en que integró la directiva de Zaldívar en la DC’, dice este último, quien también participó de Ciudadanos. Clarke, eso sí, va por la línea de Progresismo con Progreso y Santa Cruz por el movimiento Convergencia Liberal, por lo que si bien confluyen en una visión de centro y en el respaldo a Sichel, no son todo lo cercanos que se les suele atribuir. La confluencia de distintas vertientes del centro también se vivió en la fundación de El Dínamo, donde Errázuriz recuerda que fue invitado y al principio se sintió algo extraño, debido a que él se identificaba con la centroderecha y los demás eran de Fuerza Pública (que duró entre 2013 y 2015). ‘Estaban Santa Cruz, Sichel, Guilisasti, Ricardo Escobar y me fui haciendo amigo de todos, luego me sentí muy cómodo y surgió la idea de formar Ciudadanos (2015)’. De esa época, recuerda, el ‘optimismo’ de Santa Cruz fue un factor unificador. La economista Paola Assael, dueña de la firma encuestadora Black and White, viene de la parte final de esa época. ‘Lo conozco hace unos seis años porque me encargaron un estudio de mercado para la candidatura de Velasco y después me incorporé a Ciudadanos. Santa Cruz es un motor con mucha fuerza, de habilidades blandas, hace reír, moviliza’, dice.

3 Presente

Santa Cruz no se compara con Carlos Larraín (RN) y no podría, dice él, porque no lo conoce bien. Pero comparte un rasgo que lo distingue de otros empresarios que aportan económicamente en la política: su voluntad por incidir en la toma de decisiones y en los roles que jugarán las personas.¿Está en todas?, le preguntamos a Assael. ‘Totalmente, está en estrategia, en movilización, en táctica. Está desde lo más alto a los detalles’. —¿Ese rasgo puede agobiar a sus colaboradores, al dejarles poco espacio? —No, es que es muy sociable, le da a cada uno su lugar, los hace sentir bien. ‘Al flaco lo conocí hace muchos años, en la DC, era muy cercano al suegro de mi hermano (Ernesto), Andrés Zaldívar y mezclaba la parte política con Conosur’, añade Eugenio Evans.

4 Protagonista selectivo

Más allá de haber sido vicepresidente de la DC y concejal, Santa Cruz no ha ocupado cargos de importancia política. ‘Le decimos ‘por qué no te lanzas a político’ y responde ‘no es lo mío’. Pero tiene el instinto, el entusiasmo, arma grupos’, relata Jorge Errázuriz.Tras el quiebre de Ciudadanos, por el apoyo a Piñera, el entonces Presidente electo no lo convocó a su gabinete. De hecho, al revés de Sichel —quien, por ejemplo, es cercano a Andrés Chadwick—, Santa Cruz insiste en que ‘no tengo contactos habituales en la derecha política. Conozco a mucha gente, pero no tengo contacto, que me junto, hablo, converso, no’. Sin embargo, Piñera sí le ofreció la presidencia del directorio de TVN. No quiso. ‘No lo he estimado pertinente, me he sentido más libre sin ocupar cargos’, afirma ahora Santa Cruz. —Si Sichel gana, ¿sería asesor en las sombras o ministro? —Es un proyecto colectivo, voy a estar y ahí se verá. No tengo ambición ni preferencia. Cada día tiene su afán.

5 Se siente ‘más liberal que conservador’

Por una invitación a la casa de Juan Claro, en 2005, es que Jorge Errázuriz conoció a Santa Cruz. En la ocasión, Claro presentaba a Soledad Alvear, quien luego se retiraría de la primaria en que participaría contra Michelle Bachelet. ‘Le dije a Alvear, ‘explíqueme por qué la DC chilena es la única que se alía con la izquierda. Juan José era un pájaro raro en la DC, demasiado liberal, demasiado proempresas. Andaban contra la corriente. La DC estaba muy asociada a la Iglesia y ellos, como liberales, no calzaba’, recuerda’Su mamá es católica, pero no le he visto muy apegado a la religión. Es liberal, de que cada persona tiene derecho a escoger qué hace con su vida… es partidario de la capitalización individual, pero perfeccionándola para llegar a un sistema de protección social, porque hoy es un mecanismo de ahorro’, sentencia Assael. ‘Soy más liberal que conservador’ se define él. ‘Soy partidario del matrimonio igualitario, (pero) del aborto, fuera de las tres causales, no’, culmina él.

>>Lugares de encuentro

Buscando privacidad, dicen, las juntas del grupo los últimos tres años han en la casa de Sichel en La Reina, donde el candidato cocina ‘ricos asados’, donde Santa Cruz (El Mañío) las pizzas llegan a la casa y también en la oficina de Escobar en E. Foster.

>>Sichel y sus compañeros de una década

Eugenio Evans: Constitucionalista y catedrático UC.

Patricio Atiagoitía: Fundador de Novis, exdirecto ejecutivo de Enami.

Rafael Guilisasti: Empresario vitivinícola, exMapu, expresidente de la CPC

Patricio Arrau: Socio fundador de consultora Gerens, execonomista del Banco Mundial.

Mariana Aylwin: exministra de Educación, hija de Patricio Aylwin.

Ricardo Escobar: Abogado, socio en Bofill, Escobar, Silva y ex director del SII.

Juan José Santa Cruz: Coordinador de campaña y socio de Conosur.

Eugenio Evans: Constitucionalista y catedrático UC.

>>Assael y Browne

Hace unos seis años, recuerda Paola Assael —dueña de Black and White—, le pidieron encuestas para evaluar las posibilidades presidenciales de Andrés Velasco. Desde entonces es cercana a Sebastián Sichel, quien también tiene entre sus estrechas colaboradoras a la periodista Macarena de la Calle, quien coordinó su equipo programático, a la investigadora del CEP Sylvia Eyzaguirre y a la comunicadora social Mónica Gazmuri, entre otros. Desde el triunfo en la primaria, además, juega un rol relevante el diputado Pedro Browne (Evópoli).

>>Su paso por la DC: Siempre le gustó el poder pero nunca fue un estratega

Por Paula Pincheira

Que es un tipo habilidoso, pero la primera línea política no es lo suyo. Que es más de intuición. Que le interesa el poder pero no es estratega. Y que aunque es humanamente ‘excepcional’, su estilo político es más tosco.

En una rápida consulta entre algunos históricos que aún permanecen en la DC, nadie quiere hablar de él públicamente. Algunos, porque se lo encontrarán seguramente en la campaña presidencial (si Yasna Provoste gana la primaria de Unidad Constituyente se verá las caras con el exDC Sebastián Sichel en primera vuelta) y la mayoría porque aún conserva lazos de amistad con él.

Hay coincidencia en que, desde que llegó de la mano de Adolfo Zaldívar a la DC, siempre tuvo hambre de poder, pero nunca logró mucha relevancia. Con el ‘colorín’ eran amigos, dicen que Santa Cruz lo apoyaba financieramente, pero luego se pelearon. ‘Santa Cruz defiende el tema del emprendimiento, del estado más eficiente, con Adolfo tenía un espacio y después Adolfo se extremó y a él se le cerró el círculo’, recuerda un cercano suyo que aún milita.

El diputado y presidente de la FRVS, Jaime Mulet, era en 2002 la mano derecha de Zaldívar. Fue secretario nacional de la primera directiva, donde Santa Cruz entró como tesorero. ‘Juan José en lo personal era muy asequible y generoso. Hizo un esfuerzo por modernizar los procesos en la DC. Pero no tenía mucho peso político y se fue alejando y discrepando con Adolfo, a quien al final de su periodo criticaba’, dice hoy.

Alejado de los ‘colorines’ (el ala más derechista de la DC), se acercó a Soledad Alvear y Gutenberg Martínez. ‘Como es simpático, no le costó nada hacerse amigo de otros lotes’, dice un dirigente que lo conoció. En 2005 ya estaba en el comando de Soledad Alvear, como gerente de la campaña. Cuando la exCanciller se bajó de la carrera, Santa Cruz desordenó el naipe al decir en este mismo diario (mayo de 2005) que ‘mucha gente del mundo nuestro está dispuesta a votar por Piñera’… justo cuando la DC se comprometía con la candidatura de Michelle Bachelet.

La exCanciller Alvear recuerda que ‘lo conocí en la DC cuando estuvo trabajando con Adolfo y luego decidió no seguir acompañándolo. Es una persona encantadora, ejecutivo, muy apasionado con las causas que asume, que genera buenos ambientes de trabajo. Cuando fui precandata presidencial con Bachelet tenía que llevar como jefe de campaña una persona que fuese diferente a los grupos tradicionales DC y se me ocurrió él, porque no tenía una adhesión ni un trabajo muy activo o reconocido en la DC. Después se fue con Velasco: todos sabemos que a Velasco le fue mal en la presidencial y en la senatorial. Y luego se fue con Sichel’.

-¿Cómo lo recuerda?

-De muy buena manera, le tengo mucho cariño, seguimos siendo amigos aunque no comparto su visión.

-Pero Ud. misma dice que como político no tenía un trabajo muy reconocido en la DC.

-Tiene habilidades políticas y rumbos equivocados. Es perseverante e intenso, y por eso está donde está. Conduce, crea, genera redes.

Con Provoste, en veredes opuestas

En octubre de 2007, la DC hizo un Congreso Ideológico donde uno de los temas que se tomó la agenda fue el lucro. Allí se enfrentaron la entonces ministra de Educación y hoy candidata presidencial de la DC, Yasna Provoste, y la exministra Mariana Aylwin junto a su grupo cercano, entre ellos Walter Oliva y el mismo Santa Cruz.

Provoste y Santa Cruz se conocen poco. ‘Eran circuitos muy distintos’, recuerda un cercano a la presidenta del Senado. Y en esa pelea por el lucro en la educación, el enfrentamiento fue más bien Yasna versus Mariana. La primera defendía el fin al lucro en la educación subvencionada, algo a lo que Aylwin era contraria.

‘Hubo una operación, no me cabe ninguna duda (…) Los jóvenes que llegaron (al Congreso DC), apoyados por altos dirigentes del partido, nunca quisieron conversar, sólo pifiaron, hicieron eslogan, votaron y ganaron. Fue una encerrona bastante fea… El Mineduc se jugó en esta línea, operaron para que fuera así en una forma bastante violenta’, dijo Mariana –organizadora del evento partidario- en esos días, acusando a la entonces ministra. Yasna le respondió: ‘Yo no tengo ninguna polémica con ella, yo soy ministra de Estado. Descarto absolutamente haber participado en una operación’. Y Santa Cruz insistió, según la prensa de 2007: ‘Hubo una operación política y el Ministerio de Educación financió esta operación, me consta’, dijo.

Con los Príncipes DC… y su alejamiento

Por esos mismos años, Santa Cruz mantenía fuerte amistad no sólo con Mariana Aylwin en la DC, sino también con otros dirigentes como Ignacio Walker, René Cortázar, Claudio Orrego, Clemente Pérez. El 2 de octubre de 2005, El Mercurio sorprendió con una portada que informaba sobre ‘El asalto al poder de los príncipes herederos de la DC’. Ahí estaba Santa Cruz con sus amigos, y se decía que llegaban a ‘desplazar a los eternos protagonistas del poder como Adolfo Zaldívar y Gutenberg Martínez’.

El mote molestó a muchos de ellos y el movimiento duró poco.

En 2006, tuvo su primera y única aventura electoral en la DC: postuló a concejal por Conchalí, donde salió electo con la primera mayoría en la época del PPD Carlos Sottolicchio.

Tras varios ires y venires (incluidos encontrones con algunos de sus camaradas, porque siempre siguió expresándose a sus anchas, como es su estilo), en marzo de 2013 renunció para irse como jefe de campaña de Andrés Velasco. El resto es historia más conocida.

>>”Tiene habilidades políticas y rumbos equivocados. Es perseverante e intenso, y por eso está donde está”. Soledad Alvear, exCanciller y expresidenta DC.

>>”En lo personal era muy asequible y generoso. Pero no tenía mucho peso político y se fue alejando de Adolfo”. Jaime Mulet, exsecretario nacional DC y hoy diputado FRVS.

Publicado en La Segunda, 30/07/21.
]]>

Comparte este articulo en redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Step 1 of 4 - Envía tu propuesta

Súmate al diálogo

Te invitamos a dejarnos tus ideas y propuestas para un Chile mejor.

Haz tu aporte

En 4 pasos:

Voluntarios con Sichel

¿De qué forma quieres colaborar?*
Consentimiento*
This field is for validation purposes and should be left unchanged.

Nunca compartiremos estos datos con terceras personas.

Apoderados de mesa

Nunca compartiremos estos datos con terceras personas.